Profesora: Viviana Porcelli

Google+




Al poner en movimiento nuestros dedos, y tener que estar alerta a la lectura de la partitura, además de tener conciencia del sonido que producimos, pone en nuestra mente, en gran actividad y coordinación.
Al comenzar el estudio, todo te va a parecer un mundo inaccesible, pero a medida que ejecutes el paso a paso, y te vayas adentrando en ese misterio, irás viendo que no era todo tan grave y complicado como te parecía.